lunes, 23 de noviembre de 2009

El primer mes de Adrián

Y es que, a pesar de que ya ha cumplido dos, no he tenido ni tiempo ni ganas de escribir. Adrián tuvo una entrada en la vida que yo calificaría como de "heavy metal".

Apenas llevábamos dos días en casa cuando comenzaron los cólicos; la cosa es que no eran los cólicos "al uso", es decir, al atardecer o anochecer, sino cólico por la mañana, por la tarde y por la noche. Podía pasarse fácilmente dos horas seguidas llorando; varias veces al día. Fue agotador física y emocionalmente. La impotencia que sientes es tan grande que te rompes. Mi madre decía que era un niño hipersensible, muy nervioso, y apenas sabíamos qué hacer para calmarle. Nos lo pasábamos la una a la otra, lo llamábamos el "cambio de brazos" porque veíamos que a veces funcionaba y se calmaba un rato. A menudo llegaba la siguiente hora de comer y como aún lloraba, no sabías ya si era de hambre, de dolor o de qué. Incluso me daba miedo darle el biberón otra vez por si eso le ponía peor aún. Fuimos probando de todo y por su orden:

  1. Cambiamos la leche a la versión Digest AC/AE
  2. Le preparábamos biberones de Blevit Digest(con hinojo y manzanilla)
  3. Comenzamos a darle Colikind (homeopatía)
  4. Después pasamos a darle Aerored en gotitas
  5. Como no funcionaba, pasamos al Entero Silicona
  6. Cambiamos la bañera normal por la Tummy Tub
  7. Mi prima Ana, la matrona, me enseño a hacerle masajes abdominales, en concreto el de las agujas del reloj alrededor de su ombligo, el I Love You y simplemente "manos que reposan" cuando estaba muy nervioso.
  8. Me descargué una música que se llama "dentro del útero" y que es en teoría lo que los bebés oyen cuando están en nuestra barriga. Cuando empezaba el cólico me encerraba con él en la habitación, casi a oscuras y le mecía mientras escuchábamos aquello.
  9. Y algo que funcionaba bastante bien era no intentar que el bebé se callara a toda costa. si partimos de la base que el cólico tiene un componente nervioso muy importante, y que su función es descargar toda la tensión acumulada durante el día, yo simplemente le abrazaba y le decía "llora cariño, sácalo todo fuera". Así, Adrián lloraba con fuerza y apenas 5 minutos después caía rendido y dormido.
La lactancia materna fue mixta desde el principio, ya que en el hospital le daban bastantes biberones para que ganara peso. Yo comencé a sacarme leche ya allí y al llegar a casa seguía pero cuando empezaron los cólicos, mis nervios de punta y el poco tiempo que quedaba para sacarse leche, fue convirtiéndose en algo cada vez más difícil; tardaba como 45 minutos en sacarme 60ml de leche, y cada vez tenía menos; me aconsejaron que me sacara leche 8 veces al día, eso eran... 6 horas sacando leche. Sencillamente inviable. Así que a los 15 días dejé de sacarla y la lactancia pasó a ser exclusivamente artificial. Me dolió en el alma, tanto que había hablado yo de la lactancia materna, y ala, a la mierda a las primeras de cambio.


Juan volvió al trabajo en cuanto llegamos del hospital y apenas paraba por casa. Si no es por mi madre, no sé qué habría sido de mí, ya que peleé y peleé con él lo que no está escrito. Nos enfrentábamos continuamente por las tonterías más grandes, y además a mí me parecía que estaba completamente inmerso en su trabajo y no en nosotros, en la familia que acabábamos de crear. En fin, de pesadilla total.



Y bueno, de dormir ya ni hablamos; récord de estancia en su cuna, 13 minutos. Así que nos encatrinábamos con él en las siestas y por la noche. Esto se llama colecho; al principio no pegaba ojo, pero con el tiempo me he acostumbrado a dormir abrazada a él, y aunque estás en un estado como menos dormida, terminas descansando igualmente. Y él aguanta muchas más horas dormido si está conmigo que si está solo en su cuna. Por otra parte, es muy bonito sentir su respiración, sus manitas que te tocan la cara en mitad de la noche, y cuando comienza a despertarse porque tiene hambre te das cuenta enseguida y no hace falta que se ponga a llorar.


Así las cosas, empecé a consumirme, pensaba que no servía para ser madre, que cómo se me había ni pasado por la cabeza tener un hijo, que aquello iba a terminar fatal, etc... Me sentía culpable, me sentía inútil, me sentía agotada. Perdí por completo el apetito, comía porque había que hacerlo, perdí el sueño a pesar de no poder con mi alma, tenía permanentemente un nudo en el estómago y el corazón parecía que se me iba a salir del pecho. Me dolía la espalda a rabiar. Me sentía incapaz de hacerme cargo de mi nueva situación. Estaba convencida, yo no servía para ser madre. De los 6 kilos que había engordado en el embarazo, en mi primer mes como mami ya había perdido... 11. Otra cosa no, pero me estoy quedando estupenda, jejeje.

Me diagnosticaron depresión postparto. Yuju. Comencé a tomar un antidepresivo, y a los pocos días empecé con crisis de ansiedad también. Superyuju. Una tarde tuve que ir a urgencias al ambulatorio con una buena crisis, me dieron un alprazolam debajo de la lengua y me acostaron media hora, con la orden "olvídate del mundo". Volví a casa como nueva.

Como mi madre tenía que volver a Madrid, Juan seguía sin pedir el permiso de paternidad y Adrián seguía igual, yo estaba aterrada, pensé que no podría hacerme cargo yo sola del bebé en ese estado y que iba a terminar completamente loca. Me sentía muy sola, y mi madre me sugirió que me fuera a Madrid unas semanas con ella; al principio le dije que no, que mi sitio estaba en Menorca porque allí estaba Juan, el padre de mi hijo; pero visto que él no nos hacía mucho caso que digamos, decidí pensar en mí ante todo, ya que el hecho de que yo estuviera mejor ayudaría a Adrián. Y decidí irme con mi madre 3 semanas a casa de mis padres, al barrio donde he crecido, con mis hermanos, mi familia, mis amigas de siempre. En Menorca, aunque llevo 5 años viviendo, apenas conozco gente.

Cuando Adrián tenía 25 días nos fuimos a Madrid mi madre, Adrián y yo. Allí le conocieron sus tíos, las cuñadas, mis amigas, etc... Y el día que cumplía un mes, llegó su padre de Menorca.



12 comentarios:

  1. Que relato mas intenso y que duro ha sido¡¡¡¡ pero chica tienes un niño precioso, muchos animos y a seguir adelante por tu hijo... muchos besos...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. mucho animo linda! para mi tambien fue muy duro el primer mes. Estuve deprimida. Despues, empece a relajarme y cuando Andres tenia unos 45 dias, fue cuando realmente empece a disfrutar de el. Ahora, no puedo imaginarme la vida sin el!

    besos guapa y muchas fuerzas q ya todo se pondra lindo!

    ResponderEliminar
  4. Ánimo todo pasará lo mejor es que tu estés bien y verás como lo demás viene solito, NADIE nacemos siendo madres (sé que es trillado decirlo) todo es un proceso lo que sirve mucho es marcar la rutina poco a poco y así todos en casa se sentirán mejor, bueno, ese es mi pequeño consejo espero te sirva. Un besote y hermoso Adrián en su primer meses.

    ResponderEliminar
  5. ANIMO! A ODAS NOS PASA =
    EL PQE ESTA GUAPISIMOOO!!!!
    ES UNA MONADA

    ResponderEliminar
  6. ESPERO QUE TODO TE VAYA MUY BIEN AHORA,LOS COMIENZOS NO SON FACILES PERO VERAS COMO EL TIEMPO AYUDA,TIENES UN NIÑO PRECIOSO Y ESO ES LO MAS IMPORTANTE

    ResponderEliminar
  7. Hola Belen!!! Que loco lo que contás!!!
    Siii, es una lucha un recién nacido!
    Yo también la pasé muy mal con los cólicos, al mio le aparecieron al mes de vida y la pediatra me dijo que le dé FACTOR AG, una gota en el chupete lo calmaba bastante, pero cuando está muy atacado le doy 5 gotitas y lo que me funciona muchísimo es ponerlo en mi brazo pero dado vuelta (asi queda panza abajo) y mecerlo esto hace que sus intestinos queden precionados y asi salen todos los gases.
    Con respecto a la lactancia, tambien sacaba 60ml en 45 minutos y me cansé y me gasté una pasta en el sacaleche electrico, ES MARAVILLOSO! sacás mucho en poco tiempo, te lo recomiendo, es que es mucho mejor darle teta, vos lo debés saber, igual te entiendo.
    Uhhh el sueño QUE TEMA!! ¿cuando vamos a dormir una noche entera nosotras!!? espero que pronto. Mi opinión con respecto a este tema es que hagas lo que te parezca, yo (ANTES) no quería saber NADA con que duerma conmigo en mi cama, hasta que hubo noches que lloraba y se quejaba tanto que me terminó ganando por cansancio, la única forma de que se durmiera era poniendolo en mi pecho, asi que dormí varias noches sentada con 4 kilos en el pecho.. PERO PUDE DORMIR!!
    La depre postparto la tuve, pero así como vino, se fué en semanas, no tomé medicación xq no tuve tiempo de ir a verme por un profesional.
    Y tambien tuve peleas feas con mi marido, me sentía abandonada por él, ahora ya estamos mejor y disfrutando de Bruno.
    Bueno, como verás, a vos sola no te pasan estas cosas!! y quise contarte lo mio para que lo veas.
    Besos y FUERZA QUE TODO PASA!!!
    Naty

    ResponderEliminar
  8. Reyna se que es dificil yo tambien he llorado lagrimas de Sangre a raiz de Los malditos colicos pense de verdad que nunca pasarían!! Miles de pediatras y Remedios y nada!!el tiempo que me fue eterno fue lo que alivio la situación..eso y que ivanna comenzó a tomar agua entre leche y leche, según mi doctor ice qu cuando el bebe toma formula es necesario dar agua para ablandecer (ah porque también tenía exteñimiento) y también me lo dijo el dueño del laboratorio ah porque hasta análisis le hice de la desesperación...ivanna no le gusta el agua así que se la di con media onzita de jugo y creerle que mejoro el estreñimiento, también los colicos..yo le di unas gotas se llaman panclasa porque prov mil marcasvy ninguna le ayudaban solo esas......los mismo problemas con el padre por sus actitudes...yo me sentía muy triste que no tenía que ver con ella sino conmigo...amiga no se si es el camino detodas las madres pero que bueno que locompartas y vea que no eres la unica y no esas sola

    ResponderEliminar
  9. Felices Fiestas para toda la familia y un beso anorme Adrián! :o)

    ResponderEliminar
  10. Belén que relato mas hermoso, ya me imagino que estarás disfrutando tu bebé, a mi también me ha tocado durisimo porque soy sola con m iesposo y sencillamente nadie a mi alrededor, y mi madre a muchissimos kilómetros de distancia, hoy entre a tu blog y lo lei completo y espero seguir leyendolo siempre un beso muy fuerte desde canarias y espero que cuando lo vuelva a leer sea totalmente diferente y tu estes mas relajada y genial.

    ResponderEliminar
  11. hola me a gustado mucho tu entrada, yo estoy de 31 semanas por lo ke no se ke es lo ke esta sintiendo ahora mismo, solo te puedo decir ke si estas rodeada de toda tu familia puedes apoyarte en ella para salir a delante, aunke como tu pareja no hay nada. tu niño es precioso si kieres puedes pasarte por mi blog cuando kieras.
    un saludo
    adavidmiregalomasgrande.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Yo también lo pasé mal una temporada, mi hija después de cada comida no paraba de llorar y quejarse, fuimos al pediatra y nos aconsejó darle blevit digest, encontré esta infusión en Ordesa y la verdad es que le estaré eternamente agradecida, desde el primer día dio resultados, tuvimos mucha suerte la verdad. Muchos ánimos, después de la tormenta siempre sale el sol!

    Miriam

    ResponderEliminar